Política
Haciendo política

Se subió a la scaloneta: Arabela Carreras se fue de la provincia a buscar la foto con el "Chiqui" Tapia

Juntos apuesta a un triunfo en Bariloche que le devuelva a la marca la potencia que fue perdiendo elección tras elección desde 2019. (Dibujo: NOVA)

La foto de Arabela Carreras con el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, sacudió el ámbito político con repercusiones de Bariloche hasta la Casa Rosada. El mandamás del fútbol campeón del mundo no suele posar con actores políticos y menos aún, promocionar sus carreras electorales.

Tapia esquivó la postal con el Presidente y otros dirigentes nacionales y provinciales que buscaron fotografiarse con él, la selección y por supuesto con su capitán, Lionel Messi. El “Chiqui” despolitizó el triunfo y así mantuvo en resguardo a los “muchachos”.

Por eso tuvo su impacto la promocionada reunión con Carreras para llevar el FUTSAL a Bariloche, ciudad que se encamina a ser capital nacional de este deporte que crece a pasos agigantados. También el anuncio de su llegada a la ciudad lacustre en agosto. Todo ocurrió con el aparato de medios y redes de la AFA poniendo en alta rotación el encuentro.

A los elogios dispensados a la Gobernadora, Tapia sumó la foto con la gorra verde que promociona “Arabela Bariloche” 2023 con el corazón rojo. El presidente de la AFA jugó.

Carreras da pasos pensando en su candidatura, pero planifica hacia el futuro y genera políticas, proyectos, inversiones y obras que impactarán el año que viene, con ella (se esperanza) sentada en el sillón del Centro Cívico.

Atrás quedó la interna local. Se van limando las asperezas y cicatrizan las heridas del cierre de listas. Las reuniones partidarias y con la sociedad civil van tomando cuerpo y ya nadie quiere quedar afuera.

Juntos apuesta a un triunfo en Bariloche que le devuelva a la marca la potencia que fue perdiendo elección tras elección desde 2019.

El oficialismo tiene, además, un gran desafío en la contienda nacional con boleta corta. El cronograma comienza el 13 de agosto con las PASO, y Luis Di Giacomo enfrenta un duro trajín.

Cuesta la campaña en soledad, cuando además hay que revertir en la recorrida en algunas ciudades, las derivaciones que tuvo el acuerdo provincial con un sector del peronismo en las elecciones de abril, donde este impacto se observa en instituciones más conservadoras como las sociedades rurales.

No es neutro tampoco el fallo de la Justicia Electoral que le permite al partido Fe y su candidata a diputada, Lorena Villaverde, tener en el cuarto oscuro el 13 de agosto, una boleta encabezada por Javier Milei, con toda la tipología y fotografía de Libertad Avanza.

De esta manera ya no se puede analizar el proceso electoral como una compulsa de tercios. Cuatro candidatos para tres lugares, en un contexto nacional con disputas fuertes entre Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Sergio Massa y Javier Milei, que concentran la atención del votante presionado por la propaganda política partidaria, donde JSRN está ausente. Incómoda situación para Di Giácomo.

Juntos por el Cambio, a su vez, transita su interna con fuertes choques entre Bullrich y Larreta que en la provincia no son tan públicos, pero que tiene sus diferencias cada vez más evidentes entre Juan Martín y Aníbal Tortoriello, con sus respectivas representaciones.

Mientras el sector que representa al ex intendente de Cipolletti y diputado nacional, que tiene como aliado a la CC-ARI, se entusiasma con el triunfo de Larreta en Santa Fe, que a su vez se adjudica el radicalismo, no se puede soslayar al interior de esta alianza la pelea interna en Bariloche.

Aníbal Tortoriello (PRO) y Javier Acevedo (ARI) le ganaron a pelea a Juan Martín (PRO) e impusieron el candidato a intendente de Bariloche de la alianza macrista con Carlos Aristegui, una discusión que no hizo más que profundizar la interna para las PASO donde los primeros postulan a diputado nacional al viedmense Roberto Brusa y los segundos al barilochense, Sergio Capozzi.

De esta manera el resultado de las PASO definirá en Río Negro, el futuro de JxC ya que si Bullrich resultara ganadora empodera a Juan Martín hacia el futuro y eso determina las políticas del sector en la Legislatura y su relación con el próximo gobierno de Alberto Weretilneck. Caso contrario se espera un horizonte distinto. En ambas situaciones la elección nacional brindará el marco político.

En el peronismo hay tranquilidad por el acuerdo Doñate-Soria y hay esperanzas para repuntar en el resultado electoral respecto de las últimas actuaciones.

Si bien podría decirse que hay una corriente mayoritaria para votar a Martín Soria en las PASO, la presencia de Juan Grabois, tendrá su importancia ya que a ese voto se canalizará el descontento interno y se estima que tendrá su importancia.

Por ejemplo, en Viedma, donde el peronismo ingresó en estado de “hibernación”, Grabois tiene muy activa a la CTEP de la Economía Popular, representativa de los trabajadores de la economía popular y sus familias, como también a varias organizaciones sociales y barriales, donde el peronismo perdió representatividad.

Como siempre, el peronismo ve en las elecciones la oportunidad de enviar sus mensajes internos y expresar el descontento y viejos guerreros en estas luchas temen que esta lógica se repita.

Lectores: 476

Envianos tu comentario