Panorama Político de Río Negro
El viento en contra

Se le viene el desastre: la gestión de Arabela Carreras deja mucho que desear y la oposición crece

La gobernadora no encuentra paz. (Dibujo: NOVA)

Fue una semana cargada de conjeturas y críticas hacia su gestión, ya que ni los propios la apoyan y se viene una fuerte disputa con los sindicatos de la provincia. 

Si algo está en claro en todo el panorama político rionegrino, es que la Gobernadora carece de “cintura política” y su gestión puede convertirse en un concepto caótico. Arabela Carreras cargó nuevamente contra los gremios, los papeles flojos de la compra del avión sanitario y su imagen positiva cayó dramáticamente.

Los docentes, los médicos, la policía, los empleados públicos y hasta la mayoría de la sociedad tienen una imagen negativa hacia la mandataria rionegrina. Sin siquiera apañar la situación, lanza dardos caliente contra los trabajadores estatales y defenestra a los sindicatos de la provincia, eso interpone que el oficialismo baje la buena imagen que tenía con la sociedad en su conjunto. 

Esta semana qué pasó, los sindicatos realizaron paros y movilizaciones por 48 horas. Gremios como ATE, UPCN, ASSPUR y la Policía, cortaron calles reclamando desde distintos puntos de Río Negro, pidiendo al Gobierno que apele a la situación de la crisis económica del país y dé los aumentos necesarios para los empleados públicos.

Ante esa cuestión para medios periodísticos, el ministro de Economía Luis Vaisberg y Carreras, salieron a pedir que se entienda la situación pero nada aclaran sobre el avión sanitario con sobreprecios y el dramático desenlace que ocurrió cuando aterrizó con artefactos averiados en la provincia de Salta.

Dicho de otro modo, le piden prudencia a los trabajadores porque no le pueden aumentar, pero no pueden justificar los gastos fraudulentos del Gobierno.

Ante esta cuestión, distintos funcionarios están bajo sospecha y también la oposición pide explicaciones de los hechos de corrupción de Arabela Carreras y sus funcionarios más cercanos de los gastos con sobreprecios y pocos transparentes.

La única manera de excusarse fue utilizar a la pandemia como refugio de la crisis economía que vive la provincia y en decir que el sector pueblicobestá entre los terceros mejores pagos del país, pero sin decir que los precios en Río Negro son más elevados en comparación a otras Provincias. Una manera de justificarse del porqué no dan los aumentos necesarios.

La gran mayoría de los trabajadores de la Provincia, viven del turismo, las cosechas del Alto Valle y cuenta con alrededor de 120 mil empleados públicos, implicando casi una totalidad que más del 30 por ciento de la población activa y en condiciones de trabajar lo hace en el Estado.

De igual manera, el Gobierno de Carreras, no fue capaz de idear planes para generar trabajo genuino del sector privado, sino que los gastos no son inversiones y son solo para incrementar el volumen de Estado.

La gestión económica de por sí es pésima, con una gran recaudación del turismo que implica el 40 al 45 por ciento de los ingresos que recibe Río Negro, teniendo un verano exitoso y un invierno colmado de turistas, es contradictorio que el Gobierno no tengan fondos para para obligaciones, es más, tuvieron que pedirle prestado a Nación para poder pagar los aguinaldos.

Los ingresos según la Agencia de Recaudación, subieron más del 80 por ciento en comparación al mes de junio de manera interanual y es gasto no fue a para a sectores claves, sino que se dilapidó mucho en subsidios a organizaciones deportivas, eclesiásticas, sueldos a los funcionarios y compras como el avión sanitario.

La cuestión interna está más que caldeada en el Ejecutivo de Carreras y hasta sus más allegados se quieren despegar de ella. En las próximas semanas podrían haber renuncias de los principales ministros o secretarios. Serán días de clima caliente y la solución con los gremios está lejos de poder llegar a un buen puerto.

Lectores: 13

Envianos tu comentario