Correo de Lectores
Lo que destapó el alud

Los negocios entre el Ejecutivo provincial, el Municipio y Claudio Roccatagliata

La gobernadora Arabela Carreras y el intendente de Bariloche, Gustavo Genuso suelen tener muchas reuniones con el empresario Claudio Roccatagliata, quien al parecer es proveedor del Estado provincial y municipal.

El dueño del hotel Villa Huinid se encuentra en el ojo de la tormenta, entre sociedades fraudulentas hasta ser proveedor del Estado. Es habitual que el empresario tenga reuniones íntimas con la gobernadora Arabela Carreras y Gustavo Genuso.

El tema del alud en Bariloche parece olvidarse con el pasar de los días, pero lo trágico de las tres muertes de los turistas uruguayos, ejerce presión para desactivar una bomba que se le viene al Municipio de Bariloche y a la mismísima gobernadora Carreras.

Es que las conexiones entre el empresario hotelero dueño del Hotel Villa Huinid Claudio Roccatagliata parece con el intendente Gustavo Genuso y la mandataria barilochense Arabela Carreras viene desde años, el empresario es proveedor del Estado en diferentes rubros, y como uno de ellos es el ser dueño de estaciones de servicios, donde la Provincia le compra combustible al igual que el Municipio barilochense, llegando a pagar millones de pesos por año al empresario.

Por otro lado, desde el empotrur que comercializa a la ciudad de Bariloche como destino turístico piden encarecidamente a los medios no hablar muchos de los "chanchullos" entre los políticos y empresarios de la región, porque está todo público si se pone a investigar detalladamente y eso pegaría fuerte al turismo en plena temporada invernal.

En referencia al tema de la construcción de Villa Huinid, ya viene de larga data, cuando en principio organizaciones integradas por ambientalistas como la ONG Árbol de Pie habían advertido que en la zona del complejo que la extracción desmedida de árboles provocaría deslizamientos de tierra, por lo que Municipalidad de Bariloche en el 2013 había ordenado que se frene la obra, pero que a fines del 2019 y principios del 2020, Roccatagliata ignoró esa directiva y negoció con el Municipio, continuando con los trabajos en el lugar.  

Así, el pasado lunes pasadas las 18 horas cayeron 10 toneladas de barro matando a 3 turistas. Dos de las tres víctimas fatales eran pareja, Gerardo Casella y Alba González murieron abrazados en la cama mientras descansaban en su habitación ubicada en el primer piso (así lo explicaron Bomberos Voluntarios de Melipal).

¿Qué pasó con el resto de los pasajeros del hotel?

Fueron reubicados. ¿En dónde? Atrás del hotel donde ocurrió el alud, es decir en otro complejo ubicado a pocos metros que también es propiedad de Roccatagliata.

La Justicia ahora se encuentra investigando los hechos y será cuestión de tiempo cual fue los determinantes del alud, pero la pregunta radica. ¿El Municipio se va hacer responsable por su parte por no haber tomado acción? ¿La Provincia seguirá haciendo negocios con el empresario?

Son preguntas que radican debido al acontecimiento, aún no hubo ningún comunicado oficial al respecto, solo hubo un "apoyo" moral a los familiares de las víctimas.

Lectores: 56

Envianos tu comentario