Panorama Político de Río Negro
Conflicto en puerta

La pelea por la seguridad: Arabela Carreras salió victoriosa en el cruce contra el Presidente

La gobernadora fue tapa de los principales medios del país y eso es por el pedido de seguridad nacional antes los actos terroristas en él Bolsón por presuntas comunidades mapuches, donde Alberto Fernández volvió a declinar su imagen. (Dibujo: NOVA)

Luego de los actos terroristas perpetrados por presuntas comunidades Mapuches, la provincia de Río Negro estuvo en boca de todos los medios de comunicación y de dirigentes políticos de diversos partidos. El hecho se desencadenado porque al haberse incendiado intencionalmente edificios públicos y privados en El Bolsón y una amenaza hacia la gobernadora Arabela Carreras, el pedido de ayuda a la seguridad nacional en primera instancia no fue otorgada por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, por lo que eso trajo una catarata de críticas tanto de la oposición como de propios dentro del Frente de Todos. Luego de otro pedido del Gobierno de Río Negro a Nación, el mandatario nacional le envió una carta a Carreras y eso termino de hundir la poca imagen positiva que tenía el mandatario en el territorio.

El Presidente no para mandarse de las suyas, políticamente el trato con gobernadores e intendentes es pésimo y cada día la embarra más. Pensando políticamente y en cara a las próximas elecciones, Juntos Somos Río Negro fue clave en la votación de todas las medidas que el Gobierno delego a distintas cámaras nacionales. El ex gobernador y actual senador, Alberto Weretilneck es crítico del actual Gobierno, pero voto leyes claves que Nación necesitaba. Tal es así, que el propio Alberto Fernández de eso no se acordó y cuando le llegó el pedido de seguridad nacional en zonas andinas de Río Negro que se necesitaba por los hechos terroristas provocados y adjudicados por presuntas comunidades mapuches, el Jefe nacional se negó rotundamente y eso provocó un quiebre entre el oficialismo provincial y Nación.

Tal es así, que luego de la carta de Alberto hacia la Gobernadora Carreras donde la responsabilizó de la seguridad en Río Negro, los principales medios de comunicación nacionales, dirigentes políticos de la oposición y hasta propios salieron en defensa dela Provincia, mostrando un nuevo quiebre en los asuntos políticos del federalismo, abriendo un nuevo panorama poco positivo para el Frente de Todos. Desde el peronismo rionegrino también hubo un fuerte reclamo al Presidente porque eso no ayudaría para nada a que los candidatos como Ana Marks que comparte con José Luis Berros la lista de diputados para que puedan ingresar al Congreso. Eso hundiría aún más la paupérrima elección de las PASO si quieren reflotarla en las generales del 14 de noviembre.

Ganadores y perdedores

En este problema que tuvo en boca de todos a nivel nacional por el conflicto mapuche en territorio andino, políticamente quienes salieron beneficiados en esta disputa fue el partido provincial de Juntos Somos Río Negro que día a día agranda su poder en camino a ser algo similar como el Movimiento Popular Neuquino, un partido provincial que hace más de 30 años que gobierno aquella Provincia. De esta manera, Carreras salió fortalecida y la balanza se inclina pensado en las próximas elecciones, donde JSRN podría ensanchar sus músculos y el Frente de Todos rionegrino disminuiría en su calidad de votos y hasta podría salir tercero, detrás de Juntos por el Cambio.

Según fuentes del Gobierno de Río Negro, hubo muchos llamados a distintos dirigentes provinciales desde Nación y trascendió que Cristina Fernández de Kirchner se comunicaría con la gobernadora Carreras para poder solucionar el conflicto en El Bolsón por la seguridad que se necesita. También se especula que hubo un cruce entre la vicepresidenta y Alberto Fernández por no atender cuestiones de interés y seguridad nacional por los hechos perpetrados que produjeron incendios y amenazas en la integridad del país por lo ocurrido en las zonas andinas.

De cierta manera sin escucharse la voz del Presidente desde hace días, Río Negro fue el epicentro de las miradas y el Gobierno provincial salió favorecido por estos hechos y la disputa por la seguridad en la Provincia. Otra personaje de Río Negro que fue la apuntada de las críticas, fue la Presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Magdalena Odarda, quien nunca se hizo cargo de lo ocurrido y en vez de brindar una ayuda o un aclaramiento de los hechos, fue en defensa de los perpetradores y  poniendo trabas en las Justicia Federal sobre este y otros hechos ocurridos de similar manera.

Tal es así, que ya desde Nación pidieron que echen del cargo a Odarda y si ocurre una llamada telefónica entre Arabela Carreras y Cristina Kirchner, uno de los pedidos es que cambien la presidencia del INAI y ubiquen a alguien más armonioso para poder trabajar en conjuntos las problemáticas que viene de arrastre en las regiones que predominan los intereses mapuches y otras comunidades para tener una real paz social entre los habitantes del lugar.

Dirigentes políticos que salieron en defensa de Río Negro

Uno de los más llamativos hasta el momento fue el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni, quien salió al cruce contra Alberto Fernández pidiendo que respete la Constitución porque lo ocurrido en El Bolsón fueron actos terroristas y esa responsabilidad le pertenece a la seguridad nacional para que envíen efectivos a la zona.

También hasta propio Larreta se pronunció por los hechos y a modo de campaña electoral, salió atacar al Gobierno nacional y así saltar en defensa del Gobierno rionegrino, brindando una mesa de debate para poder ayudar al tema. Juntos por el Cambio a nivel nacional lanzó un comunicado y la Presidenta del PRO, Patricia Bullrich visitará la zona.

En definitiva, al Gobierno nacional se le sumó otro problema y es el conflicto mapuche, a lo que trajo un cruce político que no tendría que haber ocurrido, que es enfrentarse con el Gobierno rionegrino, donde el partido que lo comanda le votó todas las leyes claves. De ahora en más habrá que esperar como decanta este panorama y que pasará en los próximos días, se especula que este mal trago podría ser de un gran problema en el Congreso Nacional, porque de echo si el Frente de Todos en el territorio no puede ingresar a la candidata Ana Marks, tendrá también otro voto negativo en todas las iniciativas que el Ejecutivo delegue a las Cámaras.

Lectores: 107

Envianos tu comentario